Your browser does not support JavaScript!


E-commerce se define como el proceso de compraventa y prestación de bienes y servicios a través de Internet entre un proveedor y un cliente.

Según el blog boomidea.com, algunos de los beneficios más importantes consisten en tener acceso a un mercado global sin requerir de grandes inversiones, interacción directa con los consumidores, mayor experiencia de usuario en el proceso de compraventa, horarios 24 hrs., entre otros.

Existen 6 tipos distintos de E-commerce:

Business to Business B2B

Comprende todas aquellas transacciones electrónicas de bienes o servicios efectuadas entre empresas, la mayoría de los productores y mayoristas operan bajo esta modalidad.

Business to Consumer B2C

El ejemplo típico del E-commerce, transacciones en línea entre empresa(s) que derivan en un consumidor final, podría corresponder a la sección de retail del E-commerce.

Existen un sin fin de empresas y sitios web a distintos niveles que ofrecen este tipo de servicio debido a que ha sido muy explotado en los últimos años. Si bien la relación comercial con los usuarios puede ser mucho más directa y rápida, sin el manejo o soporte adecuado puede resultar en discontinuidad en el proceso de venta.

Consumer-to-Consumer C2C

Engloba todas aquellas transacciones de bienes o servicios entre consumidores en las que normalmente existe una tercera parte que ofrece una plataforma online en la que se efectúan las operaciones.

Consumer-to-Business C2B

Un enfoque para intercambiar bienes o servicios totalmente al revés del E-commerce tradicional.

Normalmente es utilizado en proyectos basados en “Crowdsource”, en los que usuarios de una plataforma ofrecen sus productos o servicios a las empresas que están buscando en específico ese tipo de bienes, podríamos mencionar como ejemplo bancos de fotos online o sitios de diseño gráfico para empresas.

Business-to-Administration B2A

Sistemas basados en E-goverment en los que se realizan operaciones online entre empresas y gobierno. La variedad que puede ofrecerse en este tipo de soluciones es sumamente variada y depende de la necesidad en específico que se desea satisfacer, tales como seguridad social, impuestos, bolsa de trabajo, registros, digitalización de documentos, entre otros.

Consumer-to-Administration C2A

Consiste en todas aquellas transacciones entre consumidores y gobierno, desde pagos de derechos en línea, seguimiento de programas gubernamentales, hasta manejo de información para consultas ciudadanas.