Your browser does not support JavaScript!

El desarrollo de aplicaciones ha tomado un lugar importante en la vida diaria de cada uno de los usuarios que las utilizan y con ello han llegado un sin fin de oportunidades de negocio. Teóricamente existen 3 diferentes tipos de aplicaciones desde el punto de vista del programador:

  • Aplicaciones Nativas
  • Aplicaciones Multiplataforma
  • Aplicaciones Web

Las Aplicaciones Nativas son aquellas que requieren de programación especializada para cada tipo de plataforma móvil (iOS, Android, Windows Mobile, Blackberry, entre otros).

Creadas mediante lenguajes como Swift, Objective-C, Java, C#, Visual Basic y C++, entre otros, las aplicaciones nativas no pueden implementarse excepto en la plataforma para la que fueron designadas, además de que requieren mayor tiempo y conocimiento para su desarrollo.

A pesar de lo anterior, el rendimiento es mayor ya que es posible acceder a funcionalidades de forma más eficiente, debido a que el desarrollo personalizado satisface cada necesidad detectada en la etapa de planeación.

El Desarrollo Multiplataforma consiste en ejecutar la aplicación en distintas plataformas tecnológicas.

A través de frameworks multiplataforma y combinando desarrollo nativo + web, es posible crear una aplicación ejecutable en distintas plataformas, siendo esto el objetivo de la gran mayoría de clientes ya que permite la reducción de costo, curva de aprendizaje y tiempo de desarrollo, a pesar de que en ocasiones se sacrifica parte de la experiencia de usuario y aprovechamiento de API’s , a causa de la naturaleza híbrida de dicha programación.

Aunque no todos los navegadores soportan uniformemente las últimas características de HTML y ciertas API’s pueden convertir el desarrollo de una aplicación en un desafío interesante, el desarrollo multiplataforma permite reciclar el código base para distintas tecnologías.

Las Aplicaciones Web son creadas en lenguaje HTML5 y pueden ejecutarse desde cualquier navegador y/o dispositivo conectado a Internet.

Dichas aplicaciones pueden ejecutarse desde el navegador web de cualquier dispositivo, en la mayoría de los casos requieren de una inversión inicial menor ya que no operan en otras plataformas, además de que las mejoras y actualizaciones son relativamente más sencillas.

Aun así, no siempre todos los navegadores son compatibles y hay quienes no desean tener que acceder a una URL para utilizar la aplicación.